23.3.16

La intimidad del blog.

Acá puedo decir con libertad cosas que en otros lados, no.
Mientras escucho Fun People. Y descargo las fotos para comenzar a editarlas, luego de haber vaciado la pipa en mis pulmones.
Lameme el pulmón con tu lengua kilométrica.
Los pulmones son celestes, como aquel oso de peluche que tenía de niña.
Sigo respirando.
Lo que me hace feliz hoy es lo que me da miedo y, a la vez, me inspira a seguir, a ir por más, a amar y a lanzarme a la vida con mis alas de crochet desenfrenadas.



5.3.16

SPM 2016

Esto de vibrar en la sintonía del SPM es, por un lado, un alivio y por otro, una pesadez. Me refiero a que, cuando esas tres letras juntas son la respuesta al llanto "injustificado" (pongo esta palabra entre comillas porque nosotras sabemos - los seres sensibles -  que no hace falta tener justificación para llorar), alivia, y da la posibilidad de dejarlo salir sin represalias, con relajo y tranquilidad, total "me está por venir y ahí se termina todo".
Pero, cuando al día siguiente de ese episodio, continúa ese temblor en la voz, lo cual amenaza la cordura de tus sentires y la entereza de tus palabras, eso ya es motivo de leve ruptura de pelotas (ovarios) (los míos). Una piensa: dale...quiero ser de nuevo aquella de la semana pasada y que no se me junte el SPM con el eclipse, con la luna nueva y con la distancia, porque ahí puede armarse una bombita de tiempo dispuesta a implosionar en cualquier momento, acompañada de kilos de chocolate comprados en el Oxxo en estados de conciencia alterados.

24.2.16

Humor espiritual

las verdades de los sentires cambian todo el tiempo y hay que estar atento
es que uno piensa con palabras y siente con sensaciones
en cada abrazo te suelto
soy tan privilegiada

soy realmente privilegiada al poder experimentar el agradecimiento en su máxima expresión al ver un manojo de espinacas brindarse, verde y brillante, a mi ser, a mi cuerpo, a mi alma.
y en esas espinacas te veo, te siento, me conecto, bendigo, te agradezco.
soy esa hoja de espinaca y me trago a mí misma en un licuado que me nutre, me autonutro y es la única forma de entregarme
me alejo de la lógica coherente del cerebro y bajo a mí corazón,
es allí donde la espinaca guarda su más preciado recuerdo


el recuerdo de ese instante sagrado en que me convertí hoja verde y llegué hasta vos,
que me mirabas caer, otoñal, desde un árbol en Sancris


20.2.16

Al volver a Viñales con las pibas, me dí cuenta de todo lo que habíamos transitado en esos quince días.
Los lugares que fueron sentidos y vividos, los lugares emocionales y aprendidos.
Las vivencias, la vida.
La aproximación.

15.2.16

Lunes

Lunes otra vez, sobre la ciudad, sobre el mar, sobre la vida. Sobre mí. Se me vino el lunes encima, la mañana, el sol, las nubes cargadas de una lluvia gris que también te moja a vos que estás allá y lees esto.
Un día común que comienza con respiraciones como olas de mar, respiro el mar en mí. Me hamaco en mis poros, me sumerjo en mis poros y a través de ellos, me nado. Integra. Soy el mar.
Juego a ser esa que soy, soy, sin más. Porque respiro y vibro, alcanzo vibrar, alcanzo profundidades azules que exhalan demencias. Me sonrío desde adentro.
Cuánto me amo hoy.
Hoy.
Entiendo ser este ser. Entender con una comprensión exacta de la totalidad de mi génesis.
Y tanta inmensidad se concentra sólo en un instante.
Ese segundo de renacimiento inconsciente que nos abarca y nos hace reversibles.
Re-comenzar.

14.2.16

Domingo

Guacho llora en la puerta de mi habitación, pretendiendo constante atención, una atención que no puedo ni quiero darle, no toda, un poco si, lo normal para un ser ajeno, un ser de las fronteras externas de mi piel.
Me doy cuenta de que me impuse, de algún modo, demasiada soledad. Toda junta: me mudé a más lejos, me mudé sola, el chico se fue provisoriamente a viajar y además, tengo ganas de pasar tiempo en toda esa soledad, sin forzarme a transitar reuniones sociales, solo por el hecho de que el tiempo se me pase acompañada (nunca fui así). Pero qué pasa, de repente toda esa soledad recae sobre mí y me aborda toda ella, entera, toda junta y masificada, de color verde asfixia. Y  es mucha como para este metro cincuenta y ocho.
Soledad, aquí están mis credenciales, vengo llamando a tu puerta desde hace un tiempo. Creo que pasaremos juntos temporales, propongo que tu y yo nos vayamos conociendo. (Drexler)

Las fichas están cayendo, pero ya cayó la más importante y la parte izquierda del cerebro se empecina en hacerme creer que no estás, cuando es obvio y claro que si estás, que estuviste y seguis estando acá (y me señalo el pecho y el cuello). Qué te pasa, cerebro? No te bancas tantas cosas lindas? aaaah....ves cómo sos...un autoboicotero importante, menos mal que con el cuore ya te conocemos y estamos deshaciéndote caso porque creas caos, poco a poco vas a ser parte del talón del pie.
Mi piel comanda.
Tantas ganas de ser puro presente todo el tiempo, aprender, volar, ver ojos brillar.

12.2.16

Viernes

Es tanto.
Es tan grande.
Es tan volador y elevado.
Están. Estamos.
Somos.
Un amor real es como dormir y estar despierto.

Un día de esos en los que te levantas sin expectativas y te tomas los mates más casuales con quien luego sería puro presente. 
Me siento aquí, de espaldas a la ventana. Debería, quizás, cambiar la orientación de los pocos muebles de la habitación para mirar hacia afuera. Pero me pregunto: ¿quiero en verdad mirar hacia el pasillo con la vieja lavadora muerta, la pared de ladrillos a la vista, y las caguamas vacías esperando que alguien las cambie por llenas, o las revenda al abarrotero de la esquina? ¿Quiero eso, o prefiero que la pared gris sea la transmutadora de sentires, que propicie la imaginación y los dibujos?
Me amigo con el gris, con la pared y su textura.
La toco, la amo, sin apegarme. (Pronto la abandonaré)
Me siento aquí, en esta silla demasiado bajita, enfrente a la mesa-valija. Enfrente a mí. Enfrente a vos. 
Somos una textura rugosa como esta pared, pero tenemos colores y cambiamos de forma. 
Hoy estamos así-allá-acá.
Me siento y escribo, intentando poner en palabras toda la marea primaveral que me hamaca los órganos. 
Mi gran desafío, hoy, al escribir, así como en la vida, es no caer en la ilusión. 
Como mujer, atravesé diversas etapas en mis relaciones, pero sobretodo en la relación conmigo misma. Hay una evolución hacia el amor, un camino recorrido, trayectorias autoamorosas elevadas al cuadrado. Y hoy me pone contenta saber que eso da frutos, que es así, tan simple como amarse a uno mismo. La vida es todo eso. Y somos uno. 
De repente, el minuto iluminado: si, todas esas frases teóricas de Erich Fromm, o hippies, o mayas, o espirituales, cobran sentido en la piel. Te absorben y tu piel hecha de poros se transforma en hoja. Comprender.
Podría ponerme cursi, pero no queremos eso, ni queremos caer en la ilusión. 
¿Cómo escribir de amor sin caer en ambas actitudes?
¿Cómo?
Frasecitas del pasado que siguen siendo presente: yo te trato como si fuéramos a estar juntos por mucho tiempo.
Y morir para renacer al segundo siguiente.
Gracias. 
Me siento, entonces, para contar como me siento.
Y sentada, descubro que me siento bien.Desbordada, pero no. Esa sensibilidad que no es drama, sino creatividad. 
Soy una bola de sensaciones que quieren ordenarse para poder salir por la yemas de los dedos. Un rejunte de abrazos dados y por dar. 
Retoño de relación consciente y presente.
Hoy.
Hoy es el primer intento. Un poco caótico, como Ana. Pero así estoy hoy: caóticamente sensorial.






9.2.16

17-8-2011

Floto.
Con vos.
Fagocito. Fuego sin fingir. El fuego no fingido.
La felicidad facilita las cosas, las hace fluir entre focas.
Fatuidad.
Futilidad.

Autoerótica

El optimismo fugaz y obligadamente crédulo de quien ha sido operado del corazón.

Dos

Soy consecuente, escribo lo que escribo, porque siento lo que siento, porque escribo vivo.
Es martes, 8 de la mañana, pongo la pava y apenas el agua está lista, con todo en mis brazos, con la piel y la llanura, me siento en mi escritorio improvisado de mesa que se desarma en casa de amigo.
Recuerdo ese primer día en Cuba, las primeras sensaciones, el descubrir que estábamos alojados muy cerca de la plaza de la Revolución, creer que cada persona que nos cruzábamos era combativa , guerrillera y de izquierda, saludarlos con cautela de pseudomilitante izquierdista, pero sintiéndome una pichi, respetando su bagaje de color e ideología.
Recuerdo ese día y lo comparo con hoy: cuánto pasó. Cuánta intensidad y dos pares de manos enlazándose para caminar.
Hoy es hoy, hoy, varios días después, me despierto en un nuevo cuarto acomodado de manera muy femenina. Mi amigo D se fue y me dejó su casa un rato. Ayer, en el comienzo del año lunar del mono, limpié, decoré, sahumé y me enyoguicé un poquito, cambié la mugre por limpieza y rico olor. Cambié, alterándolas y moviéndolas, las energias de este lugar y lo hice mio, tarea que apenas comenzó. Hacer de uno un lugar, un hecho, un trapo, requiere de bastante tiempo, otro de los procesos de la vida. Hacerme mía. Hacerme el amor, dos meses de relación intensa con mis partes, con mis enterezas.
En esta soledad que me acompaña, hago sagrados mis hábitos de amor hacia mí y mi nuevo lugar. Me reconecto con esta parte mía que siempre va a estar conmigo. Me miro las manos, escribo, las solapo.
Y escribo sobre cualquier cosa, menos sobre lo que tengo, quiero escribir.
Vos.

Día 2: ensimismamiento, algunos trámites inconclusos, otros no. Playa con mar hermoso y un poco de frío. Dulce de leche y amigas, luego, atardecer de introspección y mosquitos.
Hoy te extrañé, pero no te lo dije porque de todos modos lo sabes, lo sentís, estás acá, sos vos.
Gracias.
Dar y recibir son en verdad lo mismo: UCDM 108



30.1.16

Doblélice

Me dijiste que habías pensado irte de Playa cuando se te acabara la mota. La mota se acabó y te fuiste, pero conmigo y a Cuba. 

3.12.15

Pero el amor

Deséenle suerte a mi libro que hoy se fue al editor.
De repente, me vi pagando el agua, haciendo la cola, todo alienados pagando el agua a una empresa que se cree y nos hace creer que es la dueña del agua...agua que nace y fluye en los ríos y mares...y en el deshielo, provocado por el calorcito del ciclo estacional.
Pobres humanos, nos engañaron con la primavera y todos estamos adentro de esa estafa.
Pero nos queda el amor.

1.12.15

Volatilidad

Porque a veces no tengo ganas de escribir, pero hoy si.
La pava va en la hornalla, horas, días, meses, todo matero que se precie, sabe que en cualquier casa argentina, la pava va en la hornalla.
Porque soñé que iba a nadar al mar, y me hundía en mí misma con la cámara de fotos.
Porque soñé una conexión que era real pero interrumpida por voces ajenas.
(mientras el gallo sigue cantando)
Leiva me dijo que las cosas tienen movimiento, así, relajado, como si fuera una frase suya.
Estás haciendo plagio, chabón. Plagio de la vida misma, no podés ser tan.
De cómo ya el gato se instaló en casa y forma parte del mobiliario. Adoptó su almohadón y tiene rutinas, pero no da besos.
Baja a la tierra.

26.11.15

Piropo bis

Sos mi motivo poético-integrador.

Nuevo ciclo de escritura ficcional: Chuls avanza.

Ganas de ir a España.
Ganas de ser de aire y transportarme con el viento.
Ganas de no atarme a nada, pero sí comprometerme y amar.
Contradicciones, querer muchas vidas paralelas. Amar, Culturear, estudiar. Hacer fotografía callejera y escribir mi segundo libro, porque el primero ya fue al editor.
Amor.

6.10.15

Ni idea

Porque hay que bancarse la autobiografía, eh!

Por momentos creo ser una mujer capaz de volver con la mayoría de mis exs.
Estupideces. Después reflexiono y comienzo a dudar, hasta que decido dejar de pensar en esas cosas. Cerrar el chat, las conversaciones, desenamorarme de la ficción una vez más y enamorarme de otras verdaderas ficciones, a saber: el ruido de una hormiguita atravesando la mesada de la cocina d emi bella casa cerquita de la playa.
Esas son las cosas que importan: el aprender a escuchar lo inaudible. A ver lo que parece que no se ve.
A amar lo que pareciera inamable.
Inflamable.
Y así las cosas. Te robo la frase por un ratito.
Me gusta, no robártela, sino la frase en sí.

Aprox 12 años sin comer carne roja.
Aprox 7 de vegetarianismo.
Y ahí voy, teniendo cada vez más días veganos.

Puedo ver claramente como mi cuerpo conforma una estructura cerrada cuyo límite es la piel.
Afortunadamente es un límite permeable, que deja ingresar nuevas ideas, maneras, fluidos, sentires y pensamientos. Y así como deja entrar, deja salir.
Es un fluir de información que se conecta directamente al Universo.
Con peajes y autopistas, llega a las estrellas lo que quiero revolucionar.
Y me retorna, sin entender ni comprender.
Pero pesando la perfección.




1.10.15

Vacui buscado, silencio empedernido

Limón, desintoxicación.
Decir la palabra "cerebritos" en una clase está mal y te flagelas por eso, hasta dos horas después de acontecido el hecho.
Te flagelas por detalles, Marza.
Y no da.

Intento transmitir conocimiento, intento familiarizarme con la idea del aprendizaje ajeno, intento y lo logro.
Escribo en un papel amarillo, letras rojas y mirada perdida.
Sueños despiertos, la vida se agita.
Disfrutar la tranquilidad y el no-hacer es muy oriental.
Re-ver:

Primavera, verano...etc.

25.9.15

ES domingo por la tarde y aquella chica llega  a su casa. 
Si observáramos con atención, diríamos que ya no es más una chica. En lugar de eso, podríamos llamarla señora...pero no, por la forma de vestir y de sentir, ella es todavía una chica. Un short de jean roto, un top improvisado con un pedazo de tela y ojotas en los pies.

Cerveza fría en soledad, leyendo un libro con cara de concentración y un poco de sueño. El ventilador gira enfrente de ella. 
Espera. 
El aparato hace un ruido extraño que opaca los leves sonidos del barrio: algunos niños jugando en la canchita de fútbol, una bici que entra en la casa y es conducida al estacionamiento, por un hombre y sus manos, los pájaros negros de la zona que pían al atardecer. 
Ella espera.

Espera mientras juega a ignorar su propia espera. Juega a la incomunicación, se entrega a ella.
Recuerda el siglo XX.

Sus pies descalzos poseen algunos pelos negros que ella nunca depila. Sus piernas parecen ser algo musculosas debajo de ese short roto, su cara esta cansada y no sonríe.
Es verano y hace un calor húmedo acostumbrado.

Ella espera que algo mágico suceda en esa tarde de domingo.
Los domingos son domingos en cualquier parte del mundo. 
La espera anula el factor sorpresa en cualquier parte del mundo.
La magia de la no repetición de los actos ajenos, nunca acontece en ningún lugar del mundo. 
En cualquier lugar del mundo.
En ninguno,

23.9.15

Mi esencia - aprendiendo

Soy Juli, Chuls, Juls o Julai.
Tímida, tierna, dulce, algo cabroncita y enojona por momentos, la Juli valiente, guerrera y justiciera.
Viajera. Fantasiosa, soñadora.
Muy sensible.
Mi corazón está desandando un camino de dureza que comenzó hace un tiempo...quiero sacarme las capas de lata y dejarme al descubierto, sin miedo de ser lastimada.
Inteligente y cada vez más cerca de la inteligencia emocional.
Soy autoexigente y exigente.
Buena amiga, una tía divertida que ama a sus sobrinos.
Respetuosa de los códigos que para mí son fundamentales en la vida y con los seres humanos.
Me gusta tener al lado gente con quien poder hablar en profundidad y elevarnos la vibra mutuamente.
Soy una eterna aprendiz de la vida, de cómo respetar las diferencias y las uniones.
Soy servicial a pleno y me entrego a fondo en mis relaciones de todo tipo.
Soy enamoradiza y muy tranquila.
Soy graciosa y algo delirante y me encanta.
Amo el arte en todas su formas.
Intento ser coherente con lo que digo y pienso, y lo que hago.
A veces me encuentro hermosa y sensual.
Lectora, escritora, fotógrafa y ahora descubriendo este don de transmitir mi pasión.
Soy impaciente y algo ansiosa, pero esto también es cambiante, entonces, soy un poco ciclotímica, pero ya cada día veo a los ojos al equilibrio y me gusta, me enamora.
Soy una maga atemporal y a jugar!

16.9.15

Juliana maestra

Si, la cuestión es que ayer fue el grito, hoy es feriado y aun así los obreros de la construcción de la esquina golpean y golpean rítmicamente la piedra o el ladrillo o quién sabe qué.

Golpecitos a mi derecha, y ahora, golpecitos a mi izquierda, el vecino también se puso a y trabajar, por suerte ya apagó esa música horrible que suele oír.

Pongo Radio Nacional Rock, si, de Argentina, y me llama la atención cómo algunas personas radiales NO abren la boca para hablar, dale, chabón, qué poco pro(fesional).

Me cambié la raya del pelo, esas son las noticias de hoy.
Noticias de ayer, como te comentaba, fui a la plaza por el grito. Tocaban Los Tigres del Norte y todo fue peor de lo que imaginé: más policía, más ejército, y las voces desafinadas de los tigres que calaron hondo en la retina auditiva del corazón.
Un pueblo acostumbrado a ver Kalashnikov por todos lados.
La mansedumbre. La violencia.
Y la fiesta de la Independenciaentrecomillas. Como muchas más independencias.

Qué placer que te sorprendan con un Spinetta Original en la radio.
Cielo de tí ---> los gemidos de tu siesta tienen tiempo.

Chicxs, tengo Instagram con un telefonito pedorro:
https://instagram.com/chulsphoto/




5.9.15

También la Pichuqui

No sé si soñé algo feo, pero me levanté sintiéndome un poco monótona,
Ayer mi mente me hizo creer que me gustaba un chico.
Quizás sea cierto, aún no entré en debates epistemológicos mente-corazón, pero mientras voy a tratar de divertirme con la idea.
La cabeza duele por el calor.
Despertarse con el sol en la cara y el gallo cantando.
Envisionar unos mates y un xapuzón.
Tener la certeza interna de que.
Hola, soy yo, la que vive en eterno verano.
A veces no me reconozco, estoy aprendiendo a escribir nuevamente,
Elijo cuándo irme, cuándo quedarme y por qué, pero no te lo digo porque es mi secreto.

La felicidad a veces consiste en dejar ir, ponerse a cocinar y comprarse una mini pymer.

Mi vida cotidiana:
Comencé un microemprendimiento, después del despido injustificado de esta empresa que hace las veces de amorosidad. Y fue así como el jueves me pasé cinco horas trabajando para mí, cocinando hamburguesas veganas de lentejas, para vender y que la gente coma rico y sano.
Cinco horas sabiendo que era mi propia jefa, poniendo la música que yo quería, intercalando con risas lejanas por wosap, y a la mitad me abrí una cerveza.
Me la tomé toda y al fin, agotada, terminé mi trabajo.
Planeo trabajar así de arduo (?) una vez por semana y que esta sea mi hermosa vida. Creo que después de disfrutar de unos hermosos días de playa y sol, también me concentraré en hacer mi página de fotos.
Y promocionarme, claro. Es hora.
El viernes salí a repartir las hamburguejas al mediodía y hoy las sigo promocionando y ya puedo visualizar el éxito y la famosidad de las chiquititas, mis hijas.
La banda amiga siempre apoya.
En Playa tenemos muchos hermanos. Y me gusta.
A veces creo que eso será algo difícil de dejar el día que decida irme.
Pero por algo ando trabajando el desapego. Con la Pichuqui también.


Si, lo sé, mucha autorreferencia y poca literatura. Bancatelá, fumatelá.



1.9.15

Dije algo?

El viernes me echaron del trabajo. Un hecho des y afortunado, y les quiero contar por qué esto entra en perfecta armonía con todo lo que esta aconteciendo desde hace un mes en mi vida.
Ya les hablé de cómo la lectura de aura abrió una puerta sospechada y olvidada, de cómo el proceso siguió con homeopatía y tomando decisiones que no me estaba atreviendo a tomar.

Me convertí en esa puerta por la que salieron y entraron las cosas y personas que necesitaban salir y entrar de y a mi vida.

El poder de la intención: ayer, charlando con Jessi, mi profe de yoga y abogada (abogada espiritual y de las leyes que me son externas, ajenas y que nos hacen creer que nos gobiernan), me preguntó si yo no había pensado en renunciar: "pos claro!" le dije, "todos los días", "bueno, nena, entonces....hacete cargo porque lo pediste..."...
...y me lo entregaron de la forma menos imaginada.
Las sorpresas que no sorprenden.
Uf...cuántas de esas últimamente...bueno, perá, no exageres, fueron dos.

Intentando transformar el descreimiento que me atraviesa en confianza y certeza.
Me retiro en mí.
Hacia adentro, en lo profundo. Agradezco el sol.
En temporada de lluvias, el agua es metafórica.