16.11.04

Bolivian surf

T e a M o C a r B o n i z a d a
Mis métodos de purga comenzaron hace años. Siendo yo una niña mi purga mayor era la soledad invadida de mi habitación, rodeada de muñecas que no tení­an nombre. Sacar, siempre sacar.

Ahora me purgo con bostezos, ya probé los laxantes, el pegarme y besar el inodoro.

También le he pegado a un almohadón. Pero mi mejor purga, la que más disfruto, es andar en bicicleta a mucha velocidad, con las ruedas recién infladas y escuchando música que me eleve (síndrome E.T.).
El único momento de liviandad.

1 comentario:

Naufrag dijo...

Ja!! Fenomenal!
Saludos!!!