8.1.06


Leyendo: El amante de lady Chatterley. DH Lawrence
Fragmento:
" Pensó con infinita ternura en la mujer. Pobre ser desolado, aquella mujer era mucho más dulce de lo que ella imaginaba, y también excesivamente dulce para la dura realidad con que estaba en contacto. Pobrecilla, compartí­a la naturaleza vulnerable de los jacintos silvestres. No, no era toda ella dureza de caucho y platino, como las chicas modernas. ¡Y la destruirían! ¡Con toda seguridad la destruirí­an como destruyen todo lo que, de manera natural, es tierno, es vida tierna! ¡Tierna! Aquella mujer tení­a cierta ternura, tení­a la ternura de los jacintos que aún no han crecido del todo, que es algo de lo que la mujer de celuloide de los presentes tiempos carece. Pero él la protegeré­a con su corazón durante un tiempo. Durante un breve perí­odo, antes de que el vací­o mundo del hierro y de la mecanizada codicia de Mammon los destrozase a los dos, a ella y a él."

Cada vez que voy a lo de mis tí­as, reviso la biblioteca. Cada vez que voy a cualquier lugar, reviso la biblioteca.

Esta vez, me traje tres libros selectos que, no sé cómo pasaron desapercibidos antes...
-El examen, de Julio Cortázar.
-La definición del arte, de Umberto Eco.
-Cuentos de los años felices, de Osvaldo Soriano.
Me dieron ganas de releer a Soriano, pero prefiero leer estos cuentos que nunca leí­, y luego releerlo, tal vez comenzando con Una sombra ya pronto serás, que fue el primero que leí­, y con el que a l u c i n é...v i a j é.

Tengo mucho calor. No hay aire. Auxilio.

5 comentarios:

Evaristo Carriego dijo...

Lindos libros,auqneu no soy un buen lector de cortazar,me quedo con el querido osvaldo...

ando bien,gracias por preguntar

Emparejada dijo...

historia de cronopios y famas... de cortazar, magistral, me gustó tanto que me lo regalaron...

otro que pedí prestado y con el que me quedé para siempre es Momo, de Michael Ende...

son cuentos de maravillas...

del sesentayseis dijo...

Me has recordado que tengo que hacer mi selección de lecturas veraniegas. Aunque todavía me falta para mis vacaciones.

Saludos

Kiwi Merlina dijo...

Los libros oxigenan el verano. Muy bien pensando. Me gustó tu plan, lo comparto. El texto que citaste me identificó un poquito, hay personas con las que me he encontrado ultimamente y me dicen: ¡Estás más tierna!. La verdad es que ser tierna en un principio fue innato luego lo transformé en mi opuesto. Ahora me coincilié con mi naturaleza y es mejor así, uno descubre más cosas.
Saludos.

inventona dijo...

vi las fotos de tu anterior post y aluciné... son tuyas?

recordé a Óscar Hahn con tus fotos, poeta que aprovecho de recomendarte para el verano, y para el resto del año.

y siga leyendo tb nuestras historias sujetas a cambios (pronto con nuevo diseño), me pone muy feliz leer post como el tuyo.