2.3.06

Esos comentarios propagandí­sticos de otros blogs me enferman apenas...uff (refiérome al cuarto comentario del post anterior).

Cuando se me acumulando en mi mente mails que responder, es cuando me desbordo de pensamientos.

Ella llega hasta la puerta de mi casa, y toca el timbre. Mi vieja baja a abrirle y a partir de ese momento comienza la sonata articuleada de voces que tanto detesto.
Ella tarda cuarenta horas en hacer una cama, ayer soñé con ella, me decí­a que no querí­a salir de su estado de ser oprimido, y entonces yo me preguntaba qué se hací­a en esas situaciones, cómo actuarí­a un buen trabajador social en ese caso. Paulo Freire está muerto, pero su legado sigue reproduciéndose, como las teorías de la reproducción, pero de manera más consciente y minoritaria.
Me pone la piel de gallina.

4 comentarios:

AnaMaría dijo...

Mmm... No entendí demasiado.
No te tortures pensando lo que haría un trabajador social, date tiempo para empezar la carrera y compenetrarte más. Creo.

A pesar de no entender mucho, me recordó a alguien lo que dices. Cuando esa persona llega a mi casa me pregunto yo "qué hace una persona civilizada en este caso?", porque yo soy muy poco civilizada, si algo me molesta lo largo, pésima mentirosa y no mucho mejor persona. La interacción social es todo un reto.

Besos,
AnaMaría.

Magafin dijo...

Obviamente...

lii dijo...

hola...pucha, tu letra es muy pequeña para leer si mis lentes
pero segure viniendo..con anteojos..
un besito!

wallyzz dijo...

Me llama la atencion tu Post...No lo entendi, pero ceo que se de que hablas... es raro no? Abrazo!!!