16.12.08

Ya no quiero secuestrarte. Ahora quisiera que nunca hayas existido, o dormir, como dormí todo el domingo, desmayarme, descompensarme y no pensar en vos.Pero acá sigo, despierta y sin un grano de arroz que me haga olvidarme de vos. Voy a jugar a que la noche del sábado nunca existió. Voy a jugar a que no sos el que eras ni yo soy la que era y que por eso ya no estamos juntos. Fuimos un sueño. Es mi único consuelo, y mientras juego, me trago un cóctel de pastillas que borran un día de mi vida y al resto lo dejan nublado. Mi viejo encontrándome desmayada en mi cama, inconsciente, el lunes, llevándome al Rossi, zafando de un lavaje de estómago y de una autopsia (la hubiera preferido), siendo atendida por un psiquiatra del que me enamoré empastilladamente al instante, quería que me abrazara y llorar en sus brazos de médico con boquita semi sonriente, llorar y mojarle su ambo blanco impecable, llorar y decirle que me deje un rato ahí, que necesitaba olvidar y el blanco y un medico ayudan a eso. Y Manuel, Manuel ahí que es mi dios, quiero abrazarlo y que me diga lo que me dice cuando lo veo. Y los nenes del taller de cine. Y Eloína. Gente que sí. Gente por la que vivir la vida. Gente con la que vivir la vida. Y al lado del psiquiatra que anotaba todo lo que yo decía con mi voz de zombie estaba ella, la doctora de apellido homónimo al hospital y nombre cual rana. Y todos sonriéndome y diciéndome que nada es tan importante y yo que pensaba que si, que el mundo sin vos se terminaba. Y a la vez pensaba por que no te vas bastante a cagar. Y en casa, mi tía, y en casa una siesta, comer sin hambre, comer helado, hablar con Laura que es hermosa, hablar, siempre hablar con una modulación atroz. Y a la noche, el fasito, la gula y no poder dormir, sabiendo que habían escondido todas las pastillas, ni gasté calorías en buscarlas, yo quería estar tan dormida como para parecer muerta. Y la noche eterna me seguía persiguiendo con su mano molesta en mi puto hombro decaído.

2 comentarios:

Maby dijo...

Yo te amo y te mando muchos abrazos mi Chuletines, laviu.

Jorchu dijo...

era psiquiatra nene?
tenía guardapolvito?
q pajera por dos
tomatelo con soda:S
t kiero
y mucho