11.3.09

Comienzos

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.

3 comentarios:

Paloma Negra de los Excesos dijo...

Dice vargas llosa que este es un comienzo eliptico. Del presente al futuro y de este al pasado.
Leíste "historia de un deicidio"?

Limada dijo...

Ese libro lo leí cuando tenía 16, quizás ahora lo entendería.

Gabriel dijo...

Nunca pude entender el árbol familiar de los Buendía.

De ese libro recuerdo -entre otras cosas - que Remedios se comía los "pastelones de las paredes", muy sutil.


Saludos Chuls