29.3.09

Un peu overwhelmed but japi.

Las probabilidades de encontrarse con alguien que uno alguna vez conoció son infimas en Bs As., considerando que hay millones de personas y millones de lugares a dónde ir y cientos de películas para ver en el BAFICI. Pero teníamos que coincidir en esa coreana.

La probabilidad aumenta cuando uno entiende que es lógico (estoy muy cuanti hoy) que nos interesen casi las mismas cosas, ergo, vayamos a los mismos lugares.

Te percatás de que a veces el pasado te persigue, porque quiere que lo asumas y que te reconcilies con él, pero vos todavía no podés, o tal vez sí podés, pero hay tanto auto, tanto micro, tanto perro de depto. paseando con correa, que te desorientas y pasas como si nada. Pero estás tranquila, porque te crees resucitando y eso te gusta. Y a partir de ahí la cosa cambia. Ya no es el pasado que te persigue, ya no sos vos esquivándolo, sino que sos otra, una nueva y mejor que camina salticando. Mirando arriba para ver a todos los freaks cinéfilos que se repiten ad eternum, y entonces ahí es cuando te encontrás con Juan Percha que te saluda agitando el meñique.
Tan divino él. Y Raúl! Raúl, el mozo amigo y siempre tan gentil que nos divide la cuenta para que nosotros sepamos lo que cada uno tiene que pagar sin esforzar nuestro cerebro.
Ya bastante se esforzaría la cabecita luego, al tener que procesar los subs en inglés de la peli noruega.
Y vos con tus actos fallidos.
Deberías abrir un paréntesis desde el viernes y cerrarlo cuando por fin te controles y no digas estupideces (o verdades) manejadas por tu inconsciente.
Entonces me decido y te digo que desde el viernes esoty entre paréntesis, todo lo que diga hasta que el mismo se cierre, no podrá ser utilizado en mi contra. Canté pri.

3 comentarios:

Limada dijo...

El pasado camina por lugares comunes, solo que a veces uno mira para otro lado, pero si querés, lo ves.

Limada dijo...

[(Terminé con los platos)]

Yo desde que dejé la terapia soy una fuga de actos fallidos constante.

Si agregás más, te sigo comentando eh! :P

Zully Ellyane dijo...

El pasado jamás se desvanece .. siempre nos acompaña de una u otra forma lo que pasa es que la mayor parte del tiempo se mantiene a cierta distancia.. nuestra mirada de reto lo intimida.. y le recuerda que su lugar no es junto a nosotros... o a veces se torna valiente y el nos recuerda que si no fuera por que el existío ntros no estariamos ahora donde estamos..

aprende a convivir con él! ;)

Saludos...