25.6.09

Podría apagar la radio, olvidarme del parcial e irme a dormir. Siempre evitando. Podría huirte. Podría martarte a cereales, invitarte a morir conmigo. O seguir peleándome con Marla, ponerme a su altura (20cm) y gritarle maullidos cada vez que husmea en mi comida o se interpone entre los apuntes y yo. O podría ser travesti y comprar fucus en la tintorería. Pero en vez de todo eso, cada vez que me hagas un chiste, no lo voy a entender, porque no entiendo tu idioma extraño de mina con mucha encía. Y luego voy a llorar. Podría negar lo que siento. Pero caería en un lugar común de mí. Probar con aceptar eso que te pasa no es fácil. Mierda. Cuándo fue que el telgopor me llegó a las rodillas rasposas? La muela se ahueca cada vez que te beso en mis sueños. Y mañana es viernes.

3 comentarios:

Limada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Limada dijo...

Tomen una cerveza, garchen y ya.
Si.

dijo...

Llevate al pizero al 7mo piso!