3.8.09

Eterno retorno









Inundada de sales minerales, tengo cositas en los ojos que me hacen ver nublado y cositas en la mente que no me dejan pensar en cosas violetas.
Es todo muy así.
Y así, es así.
Algo feo, luego de algo muy hermoso, parece más feo.
Y te quedas con esa sensación a feo que tiene un gusto raro.
O un olor, qué sé yo.
Ojalá vengan cosas más lindas.
Están viniendo, van a venir y ya casi están, las estoy haciendo aparecer mediante chisquidos de metal.
Pero ahora veo lo feo.
Si, lo lindo está ahí, estuvo, y es parte de ese pasadito que te hace sonreír cuando andas en bici por cualquier calle de esta ciudadita que amas y odias.
Pero vos querés recuperarlo.
A eso.
Tons mañana te vas a buscar tu pipita a la casa de sus amigos, como si eso te hiciera sonreir más, qué sé yo.
Luego, recordas que alguien te dijo que Iuio era medio sordo. O por ahí lo inventaste, al final, el de la otra vez no era Iuio, Iuio es este seguro. Y el otro no sé, no importa.
Lo bueno es que este viernes no vas a poder hacer otra cosa de 20 a 22, no vas a poder asistir a la pijamada del sr. Gutiérrez porque vas a estar en la primera clase de tu curso de fotografía.
Lo habías olvidado.
Lo bueno es eso, no quedarte sin la pijamada, habrá tiempo para otras, sino que es buena la razón: las fotos.
Y tenes miedo, claro, porque sos un poco estupidita y a veces estás hipersensible y te largas a llorar porque no sabes como procesar las cosas, y te sentís chiquitita y querés tomar la teta con forma de pija un rato largo, para llenarte la panza y olvidarte de que la vidita te la haces vos y de que te la estas haciendo cual paja dominguera y está bueno, pero que a veces hay pasados que vuelven por situaciones parecidas, y así te das cuenta de que cambiaste, cambias, creciste y fluis, y de repente queres mucha naturaleza que no tenés y estás sola, pero que vivir en el centro no te hace estar menos sola.
No tengas miedo de irte a los suburbios, donde hay más silencio. Plegaria para un niño dormido en el balcón de un quinto piso. Estoy embarazada y voy a abortar.




Con eso no se juega

2 comentarios:

Limada dijo...

Che, vivir en el suburbio tiene tranquilidad y verde, mucho verde.
Aunque vos tenés cada 6 cuadras, pero bueh, ponele que hay más luz.
La pijamada se inicia cuando quieras, y las pajas domingueras ayudan a relajarse para dormir o salir al sol, depende.

Yo te hubiera dicho que hagas un curso de fotos, ni hablar.
Y luego otro de pintura.
Arte,arte,arte.
Se te quiere!

○Shadow○ dijo...

MADRE JULIETA, USTED LO SABE YO LA AMO
VENDRÁN TIEMPOS Y VIDAS MEJORES
LO IMPORTANTE ES TOMAR LAS DECISIONES ADECUADAS EN EL MOMENTO ADECUADO
TIENES QUE FLUIR
NO QUEDARTE VARADA NADA MÁS.
BESO.