7.4.10

Empecé a bañarme a la noche, la crema de frutillas tiene gusto a yogur. Es de esa marca que se hace la natural y zen, pero es más artificial que un par de siliconas de gaseosa cola.
Y fui a verlo. Una cara muy rara el hombre uno. Mucha tintura en su cabeza, despejado hasta la muerte del ruiseñor azul. Mucho tono pseudoconcheto y palabras bizarras que se hacen las modernas.
Modernas?
Las injusticias que se suscitan diariamente y tener que aguantar las desubicaciones de la gente.
Nunca le digas a una exbulímica que tiene pancita, y menos, se la toques, porque brotará internamente y sólo relajará cuando, de camino a su casa, decida bruscamente dormirse una siesta en la plaza, abajo del sol, al lado de los señores de las bochas, enfrente de los obreros de la casa que ya no está.
Aguantar las desubicaciones de la gente.
Dejarlas salir por la oreja izquierda.
Volver a él y que te advierta que si no queres, no te dice esos números temidos, pero si, te la bancas y suena la ranita y tenés un poco duro el hombro derecho-hemisferio emocional.
Y puteas a la jueza mientras te duchas. Y nada cambia, pero salís limpita, a diferencia de ella.
Y tomás sopita con fideos de arroz.
Y la ranita era él.
La ranita que se convierte en hippríncipe verde.

3 comentarios:

Limada dijo...

nada mejor que usar solo jabón, jabón solo, y salir.

y el hombro izquierdo? tres domingo seguidos quedó anudado el muy puto.

che, a veces estar en mi es un poco demasiado, pero están esos días en que me baño, salgo y sonrío. Casi feliz.
=)

Ye. dijo...

Me ha gustado lo del hombro...
Pancita la tendrán ellos y ellas, intrínsecamente o a todo gas jejejeje

:)

Maba dijo...

No le diiste que este año se usa panza todo el año? juaaaaaaa
Estas loca (pero sos de las lindas) y me encanta.
Besos pamplinitas