16.4.10

Me taré

Qué libre que soy.
Quizás me piense un poco más irritable. Quizás sea producto de la revisión mental que estoy haciendo y del límite al que creo haber llegado, me puse un límite, me autolimito. O el cansancio me autolimita. Tengo frío y sueño y es otoño, me levanto, me hago un mate y muerdo la manzana verde y me cambio, no hay otras opciones para hoy. Ayer tampoco las hubo. Qué quiero? no quiero beber, ni salir con xxy, ni verte hoy. Hoy. Quiero dormir mucho y leer más. Por qué? No sé, no importa. No quiero darme explicaciones, nadie me las pide, no quiero pedírmelas yo tampoco.
Estoy bañada en estrechez mental.
Porque si me cago tanto en las reglas, me pierden las ortográficas? porque son las únicas reglas que no están ahí para castigar y que limitan muchísimo, pero en un contexto (el lenguaje) que es infinito en sus posibilidades de libertad.
Ajá.
La soledad me es necesaria hoy.

2 comentarios:

Jorchu dijo...

Te quiero Chula
necesitaba decirtelo
abrazoo

Ye. dijo...

Qué bueno...la soledad la exijo como necesaria de vez en cuando