11.5.10

Pero cuesta

Estuve unos días un poquito triste, un poquito sola, un poquito viendo Lost 20 horas por día...
Últimamente (últimamente) me está costando un poco la vidita. La vidita laboral. El enfrentarme (si, lo veo como un cruel enfrentamiento) todos los días seis horitas a personitas que no hacen otra cosa que hablar de fútbol y que ver la vida plana, como sus mentes.
La chatura que todo lo llena, abarca, la chatura que te come. La chatura es carnívora, pero no sólo, también se alimenta del sentido común.
La normalidad chata de todos los días.
Si, puedo sonar mala y despectiva y lo que quieras. Y no me importa, o si, pero igual lo escribo, porque necesito sacarlo.
Y pensar que me alarmé (me hicieron alarmar al alarmarse) cuando el psicólogo del preocupacional, casi 3 años atrás, me dijo que iba a poner en el informe que yo no era "la más apta del mundo" para entrar a laburar. Dos años y alguito después de ese evento, cuando un clic ya me hizo desligarme de muchas cosas que no eran mías, me relacioné con Luca y su no aptitud para hacer la colimba o para trabajar en el estado. Reconozco acá (día de vómitos) que cuando escuché esa partecita de la entrevista me sentí muy patética trabajando en el estado, presita, como encerrada y como carnecita asada que están a punto de morder. Después empecé a liberarme, dejar de ver las rejas de lana y el escuchar Sumo en el laburo era como una revancha contra la puta burocracia (estupideces que necesitaba y necesito sentir para sentirme mejor mientras me preparo para la huida).
Si. Estoy siendo hipercrítica y vomitando y no me importa mucho la sintaxis de este escrito. Sólo sacar, hoy sacar.
Mucho después vino la asociación: Luca estaba loco según la constitución italiana y yo no soy del todo apta para trabajar en el estado según un psicólogo triste. Y eso empezaba a ponerme contenta. Cómo a Luca.
Ahora, es hora de dejar de votar.
Ahora o en las próximas elecciones, porque ahora mismo nadie está votando, ni siquiera centro de estudiantes.
Entonces decía que me está costando lidiar un poquito con mi lugar de trabajo y la gente que ronda por ahí.
Y eso me pone triste, porque siento que estoy en un lugar en el que no debería estar (aunque repita las afirmaciones de Louise Hay), y me siento culpable (de todo, siempre) y encerrada y siento que soy una enorme marioneta que ponen y sacan de la mesa de entradas como quieren. Y quiero salir corriendo. Y de todos modos intento rescatarme, porque sé que todavía no es el momento de largarme al verde. Pero mi otra parte a veces me dice: que te chupe todo un huevo, no hables, no te gastes en dar explicaciones que sabes que no servirán porque van a hacer lo que quieran con vos, con tu puesto laboral, con tu carrera judicial, con tu salario, nena, la vida está en otro lado y mañana te vas a pasar dos horas hermosas revelando las fotos que sacaste el domingo :)





- ...en Italia yo por ley soy enfermo mental, tengo el artículo 28b.
- y quién determinó eso? quién dijo que vos sos enfermo mental?
- un médico. Lo hizo para que...yo lo hice, osea yo no me hice loco, yo no hice la colimba, no quería hacer la colimba, hice 6 años de un colegio donde tiré bombas, tiré con bazuca, marché una banda de gaitas, marché con militares, hice de todo, navegué, hice de todo, qué cazzo me va a decir a mí la colimba en Italia? Qué me va a hacer? pelar papas por un año en un lugarcito con unos sargentos que te quieren martirizar? GRACIAS, no. Entonces yo no la hice y me pusieron en la cárcel militar, dos veces, deserté, no lo hice. (...) y cuanod me agarraron acá, al final, yo dije mire yo me tomé todas las drogas, soy re drogadicto, era en esa época, ahora no, ahora soy alcohólico y le dije, yo no quiero hacerlo, no sirvo , yo voy a hacer kilombo , me ponen ahí y yo voy a desertar , van a tener que emplear jueces (...) Y me dijo, bueno, hay que hacer un informe, qué drogas tomó? Mirá, te tenog que dar el artículo 28b, eso significa que no podés votar , yo dije uaaaaaaauuuu! que suerte! y no podes ser empleado estatal, yo dije uuhhhhuuuuuuuuu! buenísimo, me estas dando un regalo. Entonces yo para la ley italiana soy un enfermo mental. El artículo 28a es puto , el 28b es enfermo mental o sea mogólico algo así, eso soy yo, y el c es drogadicto.

3 comentarios:

Jorchu dijo...

nos damos un abrazo?
quizá eso alivie un poco
bastante
te quiero :)

Ye. dijo...

A veces no sé si te entiendo mucho o no te entiendo nada...Pero hoy, hoy...yo tampoco sé cómo enfrentarme ala vida..muchas veces. Beso

Ye. dijo...

jaja en algunas partes...dnde hablas más como de tu vidaa personal :) que me pierdo,a veces, pero todo lo demás te expresas perfectamente, sin duda.