6.10.10

Fragmentaria

El amor y la pulsión son dos maneras de responder a la falta en ser: ser amado –si el Otro responde a la demanda de amor– es una manera de ser. La otra forma es el goce. Una manera de ser es gozar. Los momentos de goce son momentos de certeza de ser, y no momentos de falta en ser. Cuando hay la certeza de que uno está gozando, ahí no hay falta en ser; hay ser.


La carterita bivalva de Dora no es otra cosa que una figuración de los genitales, y su acción de juguetear con ella abriéndola y metiendo un dedo dentro, una comunicación pantomímica, sin duda desenfadada, pero inconfundible, de lo que querría hacer: la masturbación.

2 comentarios:

Fausto dijo...

un nuevo neocartesianismo?. Me gusta. Saldos.

asiqueque dijo...

volvistee
bueno
creo q vos t habias re calentado porq yo te pregunté algo o dije algo acerca de la anorexia y me odiaste y nunca mas me hablaste. fue asi? je