12.11.10

Ego, ergo, el ego

Deliro cosas y estar en la terraza una vez más. Irse del barrio es como irse del pueblo, volves y es un poco deprimente todo, muchas cosas detenidas y otras caídas. El almacenero se me queda mirando mientras le pago a su hijo las manzanas, la berenjena, las tutucas y el queso. Alucino. Un ser con una moto y otro ser al lado me saluda cuando salgo. Es la primera vez que lo veo. Porque hoy es sábado.
Decidir dejar de buscar las vueltas de tuerca, preguntarme si las cosas pasan porque tienen que pasar o si ocurren, tornándose en pruebas, desafíos que odio. Deliro. Alucino. Me invento.
Ego, el ego. Ella escribe sobre sí. Ego, ergo, el ego.
O quizás las situaciones sean atraídas, es que sé tan poco, es que soy tan bajita que, es que.

El faso tiene olor a vos o vos tenés olor a faso.

Pero está bien.

1 comentario:

8. dijo...

Según dicen... todo lo que nos ocurre de uno u otro modo. las atraemos nosotros. Pensar esto, me assusta, porque seremos seres tan deviles para atraer ciertas cosaS??

deliro contigo <3