4.1.11

Juguemos

Lunes a la noche.
Me doy cuenta que ando volando en un tiempo sin parámetros. Si, no sé en qué día vivo, cada vez que quiero saberlo, tenog que detenerme a pensarlo.
Un restorán con Carlitos, la flia y los hijos y la novia y los sobrinos, padres, madres, tías solteras que están un poco dementes, cada una a su manera. Tías de pelo corto. Eramos una mesa de gente copada, sin lugar a dudas.
Soy la tía de pelo corto y tatuajes que se va a Brasil a meditar y naturalezear. Y me gusta, claro.
La plaza de Tolosa se iluminó con las palabras de los enanos que están más hermosos que nunca. Atención, este será un post de diario íntimo y un poco baboso. Juguemos.
- El perro me ole.
- Te huele para conocerte. Tiene un peinado punk, mirá.
- O son las pulgas?
- No creo.
- Ya no me ole más.
- Porque ya te conoce.
Defenderse de las marabuntas con un escudo y una crema que compras en la farmacia. Si tengo x caramelos...haciendo cuentas en el tobogán, mientras pasa un tren de carga y se lleva tu tonada de los cerros que extraño un poco.
Soy tía de salteños, que gustan de hacer cuentas y delirar conmigo. Y me gusta, claro.
Madrugas luego para hacer una cola desacostumbrada junto a muchos jubilados, una vieja te saluda como si te conociera de toda la vida y ahí vos, leyendo Murakami en la puerta del banco Provincia, pasa la chica vendiendo pan y cruzan unas miradas cómplices y un poco anarquistas, solamente en lo ideológico. Decidís dejar de ver caras tristes, sólo veo caras felices, sólo veo gente feliz, a partir de...ahora!
No funcionó mucho.
No.
La velocidad de la mañana hace que sufras un desfasaje de tiempo cuando tu padre desaparece repentinamente en la cola del supermercado.
Ya está, no sabes para qué te apuraste tanto si no hay más hierba pa fumar y al sueño, no le queres abrir. Ideas que se acumulan en tu cabeza, me voy a ir a Brasil a sanar nuestra relación le decís, pero, evidentemente, el no te da más pelota, y, así como vos lo abandonaste aquel sábado de innumerables llamadas, él te abandona ahora que estás toda loquita, y se va a fumar lo que vos no.
Jugás un poco a que no te importa (juguemos) y te venis a escribir un post que, sabes desde el comienzo, terminará con un andatealareconchadetumadre.

Gracias.

1 comentario:

marie augustine. dijo...

Cronica del pájaro que da cuerda... es un libro excelente, indescriptible, impresionantemente raro aunque todo parezca real porque logra convencerte de que es algo posible. Los diarios de Alejandra los reedito Lumen hace poco; lanzo la obra completa en tres volumenes, el de poesía, el de prosa y los diarios,q ue salieron en abril del 2010 pero recién hace poco aparecieron en las grandes librerias, pregunta, seguro los encontras. De Lispector, lo primero que leí fue La pasión según GH, y algunos cuentos y la novela Soplo de Vida. Sus cuentos tiene mucho más peso anrrativo que las novelas, las novelas son intensas reflexiones existenciales, filosoficas, espirituales que te dejan congelado. Leela, yo me enamore de ella; la verdad, ella es lo mejor que leí este año.