11.3.11

Cualquier cosa menos

Yo quiero escribir de amor.
Quiero dejar de soñar con él.
Por favor. Por favor.
Haceme soñar con cosas terribles, con dráculas que me quieren matar en Punta Lara y sus ayudantes chinos que se ríen despiadadamente.
Con ministros de economía que elaboran suculentos planes antifelicidad del pueblo.
Con diputadas que no se presentan al inicio de las sesiones (¿dónde estarán?) y luego opinan y opinan, esclavizadas con crucifijos más atemorizantes que todos los tesoros del vaticano.
Con tomas de terrenos y policías heridos, fantabuloso, fantaseando un poco, jugando a ser actores, el sueño frustrado del cana.
Con gente muriendo en la calle, de frío, de calor, de humedad.
Tsunamis apocalípticos que revientan contra las cosas de Ensenada.
Ampollas que revientan en los pies.
Caminatas en el desierto.
Asfixia en recitales.
Enanismo barato.
De la imposibilidad de seguir naciendo eternamente.
Haceme soñar con todas esas cosas, mas no con él.
Mas no con él.
No más con él.

No hay comentarios.: