30.6.11

Igual, la reconch de la lor

Ella siente que lleva pesas en los pies que no la dejan volar, son piezas añejas, tienen años de antigüedad, años de morbo, años de boludeo estomacal.
Siente que hoy está más radar del misógino que nunca, y ve misoginia por doquier, en el bicicletero, en los artefactos electrodomésticos, en vos.
Pesas que son piezas de dominación patriarcal y que a veces la tiran abajo.
Unos tobillitos de plomo.
Lo bueno es que también tiene alas y un globo atado al cuello.
Voy a elegir la metáfora pedorra para escribir sobre la mierda ajena, una vez más?
No, quizás elija la metáfora pedorra para decirte que cada vez que te hagan polvo y sientas que no vale la pena sufrir por eso, no lo hagas. Elijas no hacerlo, y te muevas, abraces gente de amor que te encontrás en el recital de Mimi Maura, flashees con el arte de la Pantufleta, agarres tu bici y dejes que el globito y las alas te lleven más rápido por las diagonales.
Ahora, tomate un mate amargo y sé feliz pensando en la cantidad que cosas que surgen día a día en tu vida, en las vidas, que hacen que tus comisuras se eleven y vuelvas a amar. Y confiar.



No hay comentarios.: