7.3.15

Cinco minutos más

Despertar en México es hacerlo con el gallo del vecino. 
A las 3 am.
No sabemos por qué, el gallo canta a esa hora. 
Ayer me pregunté: si a Raquel la denunciaron por tener una palmera cuyas hojas traspasan la medianera, ¿será factible denunciar al gallito por ruidos molestos?
El sólo hecho de tener que hablar con la policía para poder dormir 8 horas de corrido me da una paja tremenda.
No lo hice ni con la pareja que se cagaba a palos y hacía drama en mitad de la madrugada. 
Despertar en México es oir la banda de otro vecino residente a dos calles. 
Despertar es imaginarme que este sol es el mismo de Y tu mamá también 
"Me cojí a tu vieja"
Despertar aquí es ya común, cotidiano y de vez en cuando me dan ganas de extrañar el hecho. se extraña solo y no comprendo nada. 
La banda, la voz de la profe de gimnasia de la Colosio, las señoras gordas y Ana Gabriel gritando. 

No hay comentarios.: