23.8.15

Envisiono un viaje a Irlanda.
Deseo todo.
Pero hoy es hoy, y hoy respiro.
Escucha cómo se agita una cuchara en la cocina de abajo. Una mano que revuelve y prepara el desayuno. Una no, dos.
Siempre son dos las manos, aunque quizás sólo veas una.
Es muy fácil, mi amor, elegir entre el conflicto y la paz.
Es neta, es natural.
Cuando el ego se emociona, a veces elige el drama y la vagancia estúpida del no merecimiento. Pero eso es mentira y se siente cuando respiras mar.
Amo el mar, mas también la montaña.
Envisiono y me voy.

No hay comentarios.: