19.8.15

La Chuls zen

La Tata se jué.
Ia me he quedau sola de nuevo.
Canejo.



Luego de esta introducción gauchesca, te cuento que los cambios más dramáticos y profundos desde que vivo en México están aconteciendo ahorita. 
Cambios a nivel orgánico, interior, estoy renaciendo como una nueva persona, de a poco, lo suavizo para no asustarme y salir corriendo hacia lugares más cómodos pero más terribles.
Lo conocido ya no lo quiero.
El Universo siempre te pone enfrente de tus ojos lo que necesitas para aprender, ya lo sabemos. 
Estuve feliz, ilusionada, estuve esperando, estuve garchando, estuve decepcionada, estuve enojada, estuve contenida, estuve abrazada, estuve demandante, estuve habladora y escuchadora, estuve aceptando, aceptando, aceptando, estuve negando...hasta que recibí un regalo maravilloso de los días de la vida y la gente luminosa que me rodea. 
Y a partir de ahí, todo comenzó a cambiar, a dispararse en átomos de lucidez e independencia, a encarnarse en decisiones y lágrimas.
Hace una semana atrás comencé a vivir sola, no por mucho tiempo, Mario, no por mucho tiempo. Sólo 10 días más, pero justo cuándo más necesitaba reencontrarme conmigo (porque me había perdido en unos besos rubios y una manipulación demasiado inconsciente), la vida me regala esta hermosa oportunidad de convivir conmigo.
Si pudiera abrazar a mi casa, lo haría.
La amo porque soy yo.
Y cuando me vaya de aquí, me voy a llevar conmigo en las venas de todo el cuerpo. 
Este aprendizaje consta en ser cada día mejor ser. Mejor mujer, tener cada día más claro lo que quiero y ya no aceptar lo que no quiero. NO resignar nunca más, porque sé con consciencia que merezco lo que deseo.
Es amor, es paz, es respirar, es la vida. LA vida es merecimiento y me encanta.
Y cuando más claras vas teniendo las cosas, la vida te pone pruebitas, como para decir: "a ver, dale, te haces la canchera con eso de que te estas queriendo...a ver cómo manejas esta situación..." y se da que la manejas para el CARAJO. que repetís patrones, pero a la vez estás tranquila porque sabes que un tropezón no es caída y que estás en el camino. 
Mujeres, cada día nos amo más.
Hoy, miércoles 19 de agosto de 2015, espejo 8 en el sincronario sagrado maya, inicio mi recorrido de vida en un Círculo de Mujeres en el que sé con amor y bendiciones que recibiré tantas enseñanzas como necesite.
Agradezco haber tenido la bendición de conocer esta posibilidad y de ingresas en el círculo de amor justo cuando siento en el pecho que es el momento indicado. 
Agradezco haber vivido con la perra más hermosa de la vida y del amor, agradezco haber amado y haber besado y agradezco estar cada día, alejándome un poquitito más de ese enojo ficticio que esconde otras cosas que no tienen que ver con nadie más, sólo conmigo. 


 
(Sé parte del cambio con apertura y confianza. Los cortes y cambios requieren constancia y compromiso.) 





No hay comentarios.: