1.9.15

Dije algo?

El viernes me echaron del trabajo. Un hecho des y afortunado, y les quiero contar por qué esto entra en perfecta armonía con todo lo que esta aconteciendo desde hace un mes en mi vida.
Ya les hablé de cómo la lectura de aura abrió una puerta sospechada y olvidada, de cómo el proceso siguió con homeopatía y tomando decisiones que no me estaba atreviendo a tomar.

Me convertí en esa puerta por la que salieron y entraron las cosas y personas que necesitaban salir y entrar de y a mi vida.

El poder de la intención: ayer, charlando con Jessi, mi profe de yoga y abogada (abogada espiritual y de las leyes que me son externas, ajenas y que nos hacen creer que nos gobiernan), me preguntó si yo no había pensado en renunciar: "pos claro!" le dije, "todos los días", "bueno, nena, entonces....hacete cargo porque lo pediste..."...
...y me lo entregaron de la forma menos imaginada.
Las sorpresas que no sorprenden.
Uf...cuántas de esas últimamente...bueno, perá, no exageres, fueron dos.

Intentando transformar el descreimiento que me atraviesa en confianza y certeza.
Me retiro en mí.
Hacia adentro, en lo profundo. Agradezco el sol.
En temporada de lluvias, el agua es metafórica.


No hay comentarios.: