6.10.15

Ni idea

Porque hay que bancarse la autobiografía, eh!

Por momentos creo ser una mujer capaz de volver con la mayoría de mis exs.
Estupideces. Después reflexiono y comienzo a dudar, hasta que decido dejar de pensar en esas cosas. Cerrar el chat, las conversaciones, desenamorarme de la ficción una vez más y enamorarme de otras verdaderas ficciones, a saber: el ruido de una hormiguita atravesando la mesada de la cocina d emi bella casa cerquita de la playa.
Esas son las cosas que importan: el aprender a escuchar lo inaudible. A ver lo que parece que no se ve.
A amar lo que pareciera inamable.
Inflamable.
Y así las cosas. Te robo la frase por un ratito.
Me gusta, no robártela, sino la frase en sí.

Aprox 12 años sin comer carne roja.
Aprox 7 de vegetarianismo.
Y ahí voy, teniendo cada vez más días veganos.

Puedo ver claramente como mi cuerpo conforma una estructura cerrada cuyo límite es la piel.
Afortunadamente es un límite permeable, que deja ingresar nuevas ideas, maneras, fluidos, sentires y pensamientos. Y así como deja entrar, deja salir.
Es un fluir de información que se conecta directamente al Universo.
Con peajes y autopistas, llega a las estrellas lo que quiero revolucionar.
Y me retorna, sin entender ni comprender.
Pero pesando la perfección.




No hay comentarios.: